Alquiler de Sillas para tus eventos

Alquiler de sillas para eventos: ¿cuál es la más adecuada para tu evento?

Para que un evento tenga éxito hay que tener en cuenta hasta el más mínimo detalle. Esto supondrá un mayor gasto si eres de los que prefieren comprar. Pero si quieres triunfar en ese día, y además ahorrar, te recomendamos alquilar. Probablemente, uno de los elementos que necesites sean las sillas. ¿Sabrías elegir el tipo que más te conviene?

Para tener esas sillas que van acordes con tu evento, no hace falta que las compres, porque también puedes utilizar el servicio de alquiler de sillas para eventos. Así, podrás dar rienda suelta a tu imaginación y encontrar ese asiento que va más acorde con la temática de la celebración.  Existen más tipos de sillas de lo que te puedas imaginar y cada una de ellas tiene una función y un estilo más o menos adecuado a tus necesidades.

Este hace que, seguramente, te encuentres con el problema de que no sabes qué silla alquilar. No es lo mismo alquilar las sillas para una boda que para una conferencia o para otro tipo de celebración. A continuación te damos algunos consejos en función del tipo de acontecimiento.

Dime qué evento tienes y te diré que silla te conviene

Eventos con muchos asistentes

Cuando hay numerosos invitados lo más conveniente es alquilar sillas plegables. Así, podrás almacenarlas, colocarlas o retirarlas de una forma mucho más fácil. Para estas ocasiones, las sillas de tijera son las más adecuadas. El modelo más se utiliza es el de madera blanca decapada o de madera de nogal, siempre y cuando el evento sea en interior.

Para eventos exteriores (conciertos, concursos…), son más apropiadas aquellas que poseen armazón metálico porque van a resistir mejor la intemperie. Puedes emplear unas de forja o de tipo provenzal o, incluso, más funcionales. Si el evento transcurre bajo una carpa, los invitados permanecerán sentados durante más tiempo, por lo que es aconsejable sillas de mayor firmeza y comodidad, normalmente tapizadas y acordes con la decoración.

Por lo general, en el caso de bodas, suelen decantarse por sillas tradicionales, normalmente de madera con diseños vintage porque aportan un toque distinguido o más romántico. Además, para que vayan acorde con el ambiente suelen adornarse. En otras ocasiones, las sillas son más comunes, pero se cubren con una funda blanca o negra y se coloca algún tipo de adorno para que no desentonen con la decoración elegida.

Presentación, clase o conferencia

En este caso, es mejor sillas funcionales y prescindir de la ornamentación. Asimismo, hay que tener en cuenta que puedan apilarse y que sean ligeras por si hay necesidad de apartarlas con el fin de realizar alguna actividad grupal. Normalmente, este tipo de sillas suelen carecer de reposabrazos para que sea más fácil apilarlas.

Si hay que realizar exámenes o tomar apuntes (y no se disponen de mesas), siempre existe la solución de emplear sillas con reposabrazos y una pequeña tabla a modo de mesa que se pueda levantar y bajar de manera sencilla. Este tipo de sillas también se las denomina sillas con palas.

Eventos profesionales o ferias

Aquí podemos elegir cualquiera de los anteriores, pero es más aconsejable decantarse por las sillas de diseño. Estas últimas aportarán un toque de elegancia y sofisticación, así como un ambiente más moderno y desenfadado. El modelo de silla a alquilar dependerá del tipo de ambientación que se quiera dar al stand, en el caso de una feria o de la sala de reuniones que se haya reservado para la ocasión.

Como ya habrás deducido, hay un amplio abanico de posibilidades de alquiler de sillas. Pero deberás pensar qué tipo necesitas en función de tu evento ya sean conciertos, bodas, impartición de una clase o un encuentro profesional. Luego el siguiente paso será elegir aquel que mejor convine con la decoración o la mesa (si hay).

Del mismo modo, deberás considerar si el acontecimiento será en interior o en el exterior para seleccionar mejor el material con el que ha sido realizada (madera, plástico hierro…), así como su diseño para que vaya acorde con el motivo de la celebración.

¿Alguna vez te habías parado a pensar en qué tipo de silla necesitas? ¿Y contratar un servicio de alquiler de sillas?